Vista
Pendiente
Título original: Killing Them Softly
Fecha de estreno: Sin información

Sinopsis de Mátalos suavemente

Cuando una partida ilegal de póquer es saqueada, los bajos fondos se sacuden. Para investigar el caso sin levantar sospechas, los jefes de la mafia se pondrán en contacto con Jackie Cogan (Brad Pitt, 'Seven') para encontrar a los culpables y que paguen por su osadía. Pero la cosa comenzará a complicarse cada vez más, entre los miembros del clan indecisos a la hora de ejecutar las órdenes, los estafadores de medio pelo que se encuentran pululando alrededor, los asesinos que van unos detrás de los otros y aquellos que incitaron a realizar el golpe, la situación se encuentra en estado de ebullición, a punto de explotar por todos los frentes. En medio de todo esto, Jackie Cogan intentará mantener el control antes de que la situación termine salpicándole.

Reparto

Ver reparto completo

Equipo técnico

Mejores críticas

Hay quien la etiquetará como lenta, aburrida, somnolienta, …. quienes digan eso no han entendido la finalidad de la película y se han equivocado al verla.

NO es una película de mafia, no es una película de sangre por doquier, no es una película de muertes muertes y más muertes. Es una película de diálogos elaborados, de actuaciones por encima de lo que el espectador está acostumbrado, de un gran trabajo tanto de dirección como de fotografía, …

No es la mejor película del año pero si una buena película.

Responder 18 1 0 0

Parece que definitivamente me posiciono en ese grupo de personas que admiramos el buen hacer de Andrew Dominik y que nos encanta su cine. Ya me sentía raro cuando pedía que se valorase como debía a la injustamente sobrevalorada "El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford", una película lenta, pausada, calmada e indudablemente lírica que no terminaba de convencer a unos tantos y que nos encandilaba a otros. Ahora me siento igual con "Mátalos suavemente", machacada y encumbrada a partes iguales, no es lo mejor que ha hecho Dominik, pero sí que me parece un intenso thriller distinto, bien realizado y genial.

Dominik se está consagrando como un artista, como uno de esos cineastas que no busca contar una historia, sino que pretende contarla de la mejor forma posible, con todo cuidado, sin baches ni fallos, y para ello cuenta sus historias con calma, con parsimonia, dejando que fluyan y que se cuezan a fuego lento. ¿Aburrida? Tal vez "El asesinato de Jesse James..." fuese aburrida, duraba casi tres horas, pero esta película dura hora y media, a mí al menos no me dio tiempo a aburrirme.

"Mátalos suavemente" no es una comedia negra ni tampoco un thriller criminal al uso, es una mezcla fantástica de ambas y, especialmente, cargada de realismo, naturalidad y buen gusto. Heredera del cine de los Coen (que guarda semejanzas con el cine de Tarantino pero que es muchísimo más serio y, por tanto, mejor escrito, más cruel y realista), la película de Dominik cuenta una historia simple no de venganza, sino de remedio, de llevar a cabo algo para solucionar otro algo, y ahí es donde entra en acción Jackie Cogan, interpretado por un magistral Brad Pitt que cada día me gusta más. Personaje puramente Coeniano-Tarantiniano (diría que más de lo primero) sociópata hasta la médula, cínico y sin remordimientos. Todo un lujazo cada vez que aparece.

En las dos películas que he visto de Dominik veo una clara similitud, cuentan dos historias de forma algo lenta y meditativa, dos historias simples, que se resumen en solo una línea de texto, pero que encierran tras esa capa de simplicidad algo mucho más profundo. En "El asesinato de Jess James..." es más que evidente, los remordimientos, el miedo, la confianza, las decisiones... son las que se ocultan tras la historia y le dan esa profundidad de nuevo Coeniana que a mí personalmente tanto me gusta. Pero, ¿qué se oculta tras "Mátalos suavemente"? Aquí es más difícil, sientes que falta algo, que no te están diciendo todo, pero está ahí, y es que la radio y la televisión no están sonando porque sí durante toda la película. Hay una bestial crítica a esa "AMÉRICA" que tanto nombran con letras mayúsculas, y el personaje de Pitt lo deja clarísimo en el último y espectacular diálogo de la película.

Es cierto que los diálogos de "Mátalos suavemente" a veces aparentan ser intrascendentes, aburridos y nada interesantes, pero yo creo que nada más lejos de la realidad. Tal vez acostumbrados al cine de mafia de Tarantino esperamos que estos sean graciosos y que vayamos a recordarlos siempre. O tal vez acostumbrados al cine de los Coen esperemos algo más interesante y reflexivo, pero es que Dominik no busca eso, y todos esos larguísimos diálogos y escenas calmadas y pausadas no están ahí porque sí, para rellenar, sino que describen totalmente a cada uno de los personajes, esos diálogos les dan forma, y gracias a ellos esta película consigue tener definidos casi a la perfección a cada uno de los personajes que se mueven en ella. Sabemos cómo son, sabemos cómo actúan y sabemos cómo van a actuar, porque los conocemos perfectamente, porque en una hora y media nos los han presentado de forma magistral.

Pensemos en el personaje interpretado por Gandolfini. ¿No lo tenemos ya totalmente calado desde el diálogo del bar o el de su habitación? ¿No sabemos ya cómo es, qué problemas tiene y qué problemas va a tener? Pensemos ahora en el de los atracadores, ¿no están definidos a la perfección? ¿No vemos al inútil y torpe amigo de McNairy y sabemos que está destinado a cagarla en algún momento? ¿Y el propio personaje de McNairy, no queda definido como una fachada de valentía y compromiso cuando por dentro no es más que un cobarde? Y Brad Pitt se lleva la palma, cada conversación que tiene en el coche nos da algo de su personalidad, nos lo define a la perfección, sabemos cómo es, qué hará... y nos inspira miedo.

Eso es lo que consiguen esas largas escenas en las que "no pasa nada" o esos diálogos "intrascendentes", construyen, presentan y definen a cada uno de los personajes, y a mí personalmente me encanta, porque adoro conocer a los personajes y salir con una idea clara de cada uno de ellos. Por lo demás, Dominik presta mucha atención a la imagen, de fotografía impecable y escenas rodadas de forma milimétrica. Algo que ya conseguía en su película de 2007, pero estas eran menos rudas y sangrientas y muchísimo más bellas y poéticas, aunque "Mátalos suavemente", en su oscuro y violento mundo, sigue siendo también poética.

En definitiva, un thriller diferente, realista, directo e intenso, magníficamente interpretado y brillantemente escrito, en el que cada imagen vuelve a ser un cuadro y que encierra una profundidad que no se capta a simple vista. A mí me fascina, y dado que ya van dos de dos, tengo esperanzas en que Andrew Dominik se convierta en algo muy grande, porque talento tiene de sobra.

Responder 11 0 0 1
Ver todas las críticas

Puntuaciones

9.518 valoraciones
  • Muy buena
  • Buena
  • Regular
  • Mala
  • Muy mala

Popularidad

66.568 seguidores

Compartir

Acabas de marcar como visto tu primer episodio