Vista
Pendiente
Título original: Lincoln
Fecha de estreno: Sin información

Sinopsis de Lincoln

En 1865, mientras la Guerra Civil Americana se acerca a su fin, el presidente Abraham Lincoln propone una enmienda que prohíba la esclavitud en los Estados Unidos. Sin embargo esto plantea un gran dilema: si la paz llega antes de que se apruebe la enmienda, el Sur tendrá poder para rechazarla y mantener la esclavitud; si la paz llega después, decenas de miles de personas seguirán muriendo en el frente. En una carrera contrarreloj para conseguir los votos necesarios, Lincoln se enfrenta a la mayor crisis de conciencia de su vida.

Reparto

Ver reparto completo

Últimas noticias

La película de Steven Spielberg que abolió la esclavitud en Mississippi

La Decimotercera Enmienda, aprobada por el Congreso el 31 de enero 1865, completaba la legislación para abolir la esclavitud que había comenzado con la Proclamación de Emancipación publicada por...

Entrevista a Steven Spielberg y Daniel Day-Lewis por "Lincoln"

Steven Spielberg y Daniel Day-Lewis, actor y protagonista de 'Lincoln', que aspira a once Oscars.La película, basada en una biografía escrita por Doris Kearns Goodwin y adaptada por Tony Kushner, se c...

Ver todas las noticias

Mejores críticas

Para todos aquellos que dicen que no le gusta Lincoln:
-Si no te gustan las comedias románticas, no te va a gustar el Diario de Bridget Jones;
-Si no te gustan las películas gore, no te va a gustar Hostel;
-Si no te gustan las películas históricas que versan sobre temas políticos, no te va a gustar Lincoln.
Así, de simple.

La película es densa pero porque la trama en sí misma exige que sea así. Si la puntúas negativo o te aburre es que este no el el género que más se adapta a tu gustos.

P.D.: Ya me pueden llover los negativos XD

Responder 34 4 0 0

Bajo mi punto de vista, creo que es necesaria la lentitud de la que se caracteriza el argumento ya que el principal objetivo de películas como esta no es la de entretener y adiós muy buenas, es una película que su principal objetivo es recrear un momento crucial de la historia del mundo que quieren mostrarnos desde un punto de vista quizá un poco subjetivo, es por eso que encuentro necesaria la primer hora y media, pero se ha de tener en cuenta, que gracias a ella, te introduces en la película. Un paréntesis si para nosotros la hora y media ha sido eterno, como habrá sido para todas aquellas personas que estuvieron esperando casi un mes para saber la respuesta de si dicha enmienda se aceptaría o no? Es por eso en definitiva que encuentro justificada tal lentitud. Por lo que respecta el escenario y la interpretación de los personajes junto a la banda sonora simplemente excelente.
Para acabar solamente decir que unas de la cosas que nos enseña la historia es que nada ocurre de hoy para mañana, sino que todo tiene en su sombra un largo proceso de planificación y esfuerzo.

Responder 23 2 0 0

Cuando una cinta se basa tantísimo en el politiqueo de una nación, suele crear controversia. Cuando el director es Spielberg, también. Cuando el actor principal es Daniel Day-Lewis, no. En ese momento la unanimidad es absoluta y completamente fundamentada. Por encima si está acompañado por gente como Tommy Lee Jones o Sally Field, tendremos un cóctel interpretativo fantástico.

Lo que no acaba de encajar del todo, es la forma de basar un supuesto biopic sobre el decimosexto presidente de los estados unidos. Y si, digo supuesto, porque de biopic poco o nada tiene.
Spielberg nos presenta directamente a un Abraham Lincoln en su segundo mandato como presidente de los Estados Unidos y la cinta gira en su práctica totalidad alrededor de la aprobación de la decimotercera enmienda, la que abolió la esclavitud. Evidentemente con esta premisa la película por momentos se hace inevitablemente lenta y tediosa y solo salvan esos momentos las excepcionales interpretaciones de sus tres pesos pesados (Lewis, Lee Jones y Field). Claro que la película se deja ver, aunque Spielberg no arriesga en ninguna escena. La cinta es muy correcta, pero le falta alma. Le falta alma por todos sus costados y eso es algo curioso, pues es la mayor virtud de Spielberg. El cineasta judío suele hacer películas con corazón, ya sea mediante sus habituales cursiladas empalagosas o por otros caminos, pero en Lincoln, definitivamente no lo consigue. Por momentos la cinta se pierde en la forma de convencer a los diferentes congresistas para que voten a favor de la enmienda y ahí pierde mucho el ritmo. Se rompe por todos sus costados.

Aún con todo esto, la cinta es merecedora de una nota bastante alta, debido a sobretodo las magnificas actuaciones, pero también a la muy correcta banda sonora y la excepcional fotografía. En definitiva, Lincoln no es una obra maestra. Ni siquiera una gran película si no una cinta buena, sin mas. Sus 12 nominaciones a los Oscar pienso que son mucho mas por lo que representa el film (y quien lo dirige), que por lo que en sí es.

Responder 19 0 0 0

En esto del cine, aunque parezca lo contrario, hay muchos tipos de cine y cada día es más difícil diferenciar o separarse de un grupo de otro. Hay películas de género, de cine de autor también o tipos de cine, como el negro o el gore. Pero hay un pequeño grupo de películas, con muy pocos ejemplos, que son películas hechas para disfrutar al actor que las protagonice en su máximo apogeo, y no para disfrutar la película en sí. "Lincoln" es uno de estos escasos trabajos.

Un biopic sobre el que probablemente la nación americana tenga como uno de los mejores presidentes de los Estados Unidos de toda la historia y sobre un personaje que todo el mundo, sin excepción, conoce y cerciora como uno de los hombres más importantes de todos los tiempos, dirigido además por Steven Spielberg, un director cuyo nombre ya te hace levantar la mirada al ser pronunciado, y caracterizado por Daniel Day-Lewis, del que ahora es mejor no hablar por el hecho de currarse la crítica, que es lo que estoy intentando hacer, tiene todo los visos para ser una obra maestra y una película de culto que cale hondo en la historia del séptimo arte y sea revisionada una y otra vez sin ningún tipo de aborrecimiento o pasotismo. Eso es lo que parece a simple vista.

Pero en el fondo no es nada de eso. No es un obra maestra, pero sí una buena película. No es un film de culto, pero sí que asomará la cabeza en un futuro cuando se eche un vistazo atrás en el tiempo o cuando se haga memoria. Y tampoco aburrirá o se aborrecerá sus constantes revisionados, pero tampoco será una de nuestras primeras opciones cuando se nos antoje rememorar buenas películas y refrescar nuestro recuerdo de ella. "Lincoln" es un excelente trabajo de documentación y de historia, con muchísimo contenido cultural y social americano (Aviso para navegantes; el que sepa poco de historia y cultura americana se perderá mucho, pero mucho mucho). La Guerra de Secesión, la Decimotercera Enmienda o la abolición de la esclavitud son temas tratados durante todo el metraje con un conocimiento matemático que se podría calificar hasta de testimonial (parece que Spielberg vivió aquello de primera mano).

Es un flujo constante de jerarquía del presidente Lincoln, un intento constante de búsqueda de la libertad de los oprimidos, de la colaboración del grupo opositor y ,por ende de la unidad entre partidos, y una magnífica recreación de la América del siglo XIX. La escena de la votación, quizá el punto donde la película despegue del todo para llevarse al espectador convencido del todo o lo deje por imposible en el sillón, es pura magia, pura intriga y auténtico suspense. Spielberg rueda los planos en tensión con una suficiencia pasmosa, con magníficos angulos que captan hasta la más mínima luz que pueda alentar el pensamiento del espectador de una u otra forma mientras observa la escena, y con la música de John Williams adornando el espectáculo de una manera prodigiosa. El "The People´s House" es sin lugar a dudas uno de los mejores temas para película que unos oídos han podido escuchar en muchos años".

Pero lo que escapa a cualquier análisis y debe quedar fuera de toda crítica de la película es la actuación, si se quiere seguir utilizando ese término, de Daniel Day-Lewis como Abraham Lincoln. Lo de actuación va porque no actúa; él es Lincoln. Él anda como Lincoln, él se sienta como Lincoln, él mira como Lincoln, él agita las manos como Lincoln, él se enfada como Lincoln y él es Abraham Lincoln. Incluso cuenta las anécdotas tan increíbles que según el testimonio de muchos tras el paso de los años le gustaba contar al Presidente. Ya no es el parecido físico, porque es innegable que es idéntico, sino la naturaleza de su caracterización. Parece mentira que estuviese año y medio para buscar el tono y la voz rota del propio Lincoln y que sufriese dolores insoportables en los tobillos para imitar su forma torpe y cansada de andar. Hay que exagerar. Daniel Day-Lewis es de los mejores (el mejor) actores vivos que existen, sin ningún género de dudas.

"Lincoln" es una película que no defrauda si se quiere disfrutar del regalo divino en forma de actor que es Daniel Day-Lewis, que no contenta del todo si se quiere seguir alucinando con la mano de un director consagradísimo como es Steven Spielberg, que enamora si se quiere oír una música presidencial, épica y con evidentes tintes de historia americana como la que aporta John Williams, y que incomoda en su transcurso argumental al espectador ignorante en historia americana por el mero de hecho de contar lo que pasó, pero quizá esto no sea culpa de "Lincoln" o de Spielberg, sino de ti, que fuíste al cine sin saber quién se enfrentó en la Guerra de Secesión, sin saber que fue la Decimotercera Enmienda, o sin saber lo grande que fue Abraham Lincoln, aunque esto último, si no lo sabes, sí que es culpa tuya seguro.

Responder 12 1 0 0
Ver todas las críticas

Puntuaciones

15.799 valoraciones
  • Muy buena
  • Buena
  • Regular
  • Mala
  • Muy mala

Popularidad

126.385 seguidores

Compartir

Acabas de marcar como visto tu primer episodio