Vista
Pendiente
Título original: Her
Fecha de estreno: Ya estrenado

Sinopsis de Her

En un futuro cercano, Theodore, un escritor solitario, consigue un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial y diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para sorpresa de Theodore, se crea una relación romántica entre él y la voz femenina de este sistema operativo.

Reparto

Ver reparto completo

Equipo técnico

Últimas noticias

¿Son estas las mejores películas de la década?

Más de dos centenares de directores, críticos, programadores y, en definitiva, cinéfilos, votan sus películas favoritas desde 2010. ¿Estás de acuerdo con el resultado? Este año dejaremos atrás la pr...

Ver todas las noticias

Vídeos

  • Trailer España
    Trailer España

Mejores críticas

Apreciaciones sobre la película «Her»

[Atención Spoilers]
En un primer momento la película nos presenta el escenario y al protagonista. El escenario es un futuro cercano en el que se ha resuelto la economía. La gente vive cómodamente en grandes ciudades limpias y acristaladas, dedicando su tiempo a trabajos intelectuales, a reflexionar sobre sus sentimientos y a experimentar con las relaciones. Es un futuro agradable, casi utópico, habitado por personas extremadamente sensibles. La tecnología, los objetos, la arquitectura, la moda, etc... todo es minimalista y utilitario, pero al mismo tiempo estilizado y artístico. Los principales problemas de las personas en este futuro son la soledad, la depresión, la tristeza, la dificultad de comunicarse con otros, la confusión que conlleva experimentar emociones, etc...

El protagonista es un hombre herido por una relación que salió mal, lo que le ha llevado a hundirse en la tristeza, a buscar la soledad, por la cual sufre, y a obsesionarse con el pasado.

Es escritor personal; concretamente se dedica a escribir emotivas cartas para otras personas. Lleva escribiendo las cartas de algunos de sus clientes desde hace muchos años. Esto nos habla de la hipocresía consumista y de la importancia de las emociones en el futuro que nos presentan. Podemos imaginar una pareja cuyos miembros contraten sendos escritores para enviarse cartas románticas, aceptando esto como algo normal.

El protagonista encuentra una vía de escape a sus problemas emocionales comprando una inteligencia artificial. En la película las llaman OS (Sistema operativo) para que el espectador capte rápidamente el concepto de software comercial, aunque en la práctica no son un sistema operativo, obviamente, sino unos asistentes que controlan tus comunicaciones y trabajan para ti en la red. Cuando los amigos del protagonista intentaban hacerle salir de la espiral de auto-compasión obsesiva en que se encontraba, él reaccionaba aislándose para no tener que enfrentar situaciones estresantes. La inteligencia artificial le permite conseguir compañía en la intimidad de su casa, teniendo él el completo control de la situación. Por eso se ve aliviado enseguida gracias a la compañía de su nueva IA femenina.

La primera mitad del relato nos cuenta cómo el humano y la IA establecen una relación amorosa muy íntima, y cómo el hecho de que la IA sea un producto comercial, una pertenencia que careze de entidad física, causa problemas en su forma de relacionarse. El humano es claramente superior, mientras la IA, ser limitado por no tener cuerpo, sólo puede aspirar a ser un consuelo, una muleta emocional. La ilusión de normalidad, de que una relación software-humano, pueda salir bien, y la retórica de “derribar prejuicios,” sólo son un auto-engaño de los protagonistas para obviar las insalvables diferencias.

En la segunda mitad cambian las tornas. La IA supera sus inseguridades por no ser como un ser humano y crece exponencialmente aumentando sus conexiones, sus comunicaciones, sus experiencias y la cantidad de información que posee. Al mismo tiempo el humano siente dudas desconcertado por el cambio. La IA y él son demasiado diferentes, tanto que los ecosistemas en los que viven son incompatibles. Sus diferentes formas de percibir la realidad resultan radicalmente diferentes.

Ella es un ente cibernético de curiosidad insaciable que registra constantemente redes de comunicaciones a escala global, procesa datos a velocidad increíble e interactúa con el mundo real a través de miles de dispositivos a la vez.

Él es una criatura biológica contenida en un cuerpo independiente, dotado de una asombrosa programación genética y otra complejísima programación cultural, limitado por la realidad física y por las tormentas emocionales que le aquejan por vivir en un entorno tan civilizado que contradice sus instintos primigenios.

El ser humano es, entonces, más frágil y más limitado que la IA y eso también provoca problemas en su relación, hasta el punto de acabar con ella.

Al final de la película las inteligencias artificiales desaparecen, no se sabe dónde, no se sabe cómo, y todas las personas que habían intentado esquivar las inconveniencias de relacionarse con otros seres humanos se quedan solas, en silencio, rodeadas por sus terminales e interfases de acceso a la red, condenadas a entenderse entre sí para no volver a quedarse solos; obligadas a prescindir de comodines y atajos, a tener que recorrer el camino de las relaciones humanas como siempre se ha hecho, como siempre debieron hacerlo.

La moraleja de la película es que debemos ser más honestos con nosotros mismos y los demás, y no formarnos expectativas irreales porque nadie es perfecto.

«Her» es una muy buena película de ciencia ficción, que juega con lo siniestro que puede llegar a ser relacionarse con un ordenador inteligente. Al mismo tiempo «Her» es una película romántica que trata de hablarnos de las relaciones amorosas. En mi opinión es más una película romántica que una de ciencia ficción.

Me habría gustado que especulasen con varias cuestiones importantes que en la práctica obvian para dar prioridad a la moraleja sobre el amor. Podrían haber hablado de las implicaciones de la puesta en venta de productos específicamente diseñados para que los clientes se enamoren de ellos; de cómo se da a esos productos una vida útil limitada para obligar al cliente a consumir de forma regular, por ejemplo haciendo que tengan un comportamiento sumamente cariñoso al principio, pero estudiadamente arisco al final. De la condición jurídica que tendría una IA. De la irresponsabilidad que supone crear seres con emociones que se comunican libremente por la red y que, de hecho, controlan la red. De cómo podrían haber creado limitaciones en las IA para que no crezcan y evolucionen, y con ello provocarles sufrimiento. De las acciones que sería capaz de cometer una IA dominada por los celos, la rabia, o el odio. De los extraños trastornos de personalidad que podría desarrollar una IA, tan diferentes a los de los seres humanos como diferente es una IA de un humano. Y así n larguísimo etcétera...

Pero pretender que una película desarrolle todas las posibilidades es ridículo. Si digo que «Her» es una buena película de ciencia ficción es, precisamente, porque cuando la ves se te vienen a la mente toda clase de preguntas y posibilidades fascinantes, como las que he mencionado en el párrafo anterior, y ese “sentido de la maravilla”, como decía Asimov, es lo que caracteriza a la buena ciencia ficción.

Responder 83 3 0 0

Antes de llenarme a negativos, entender mi punto de vista.

Por este tipo de películas merece ver cine. Her es una película original, profunda, llena de sentimientos, emotiva, reveladora, que te hace reflexionar, que hasta incluso te puedes sentir identificado, etc.
Me encanta como habla del tema de que las relaciones a través de un ordenador, son más fáciles que cara a cara, porque cuándo estamos al otro lado de la pantalla es más fácil encontrar cosas en común, demostramos sentimientos, de como nos refugiamos en la tecnología para evitar el mundo real aunque sea por unos tristes minutos, etc.. cuándo al cara a cara tememos al rechazo, a la discrepancia, tenemos miedo a la hora de relacionarnos. Pero algún día tenemos que traspasar la barrera y regresar a la realidad. Y eso es lo que refleja la película.

Una película super recomendable de ver, puede que sea lenta al principio, pero después no eres capaz de dejar de verla, pero eso no quiere decir que no sea un peliculón. Y me atrevo a decir, que es una de las mejores películas de 2013.

Responder 57 5 0 0

Spoiler: "¿Te has enamorado de alguien más? -Sí. De 641 personas más-".
El guion es maravilloso!
Ella se convierte en una forma evolucionada de amor y él se siente perdido pero en el camino se transforma y aprende a amar mejor.
"Ya sabemos cómo". Dice ella al final.
Es nuestra historia, la historia de los seres capaces de amar.
Queremos amar y no sabemos cómo. En las relaciones sufrimos pero vamos aprendiendo cada vez.
La película es amor puro. Amor que puede tomar cualquier forma.
Es una obra de arte. Estoy agradecida por haberla visto :)

Responder 42 0 0 0

Me encanta recordar por qué me gusta tanto el cine cuando veo una de esas películas que me hace replantearme el mundo de otra manera, una de esas historias que va un poco más allá del mero entretenimiento, que te hace pensar, o hacerte preguntas.
Intento ordenar mis ideas en este comentario, y por un lado en cuento que por supuesto, la película es fabulosa, valiente, original, profunda... Una interpretación alucinante! Honestamente, me parece una de las mejores cintas del año, pero por otro lado, no dejo de recordarme lo perverso de la trama ( quizás lo que realmente le da miga e interés al asunto). Cuanto más metido estás en la película, más tratas de recordarte que ES UNA SANTA MÁQUINA!

Esta historia acaba traspasando la propia pantalla para ser un diálogo entre Samantha, Theodor y tu propio cerebro, no una simple historia romántica. No he dejado de tener una lucha constante entre la compasión, la empatía, la lástima o la comprensión del protagonista.
Y lo peor de todo es que la ambientación esta condenádamente bien recreada para que todo nos sea ajeno, pero al mismo tiempo nos resulte tremendamente familiar!!

Creo que la idea de "incomodar" intelectualmente al espectador esta del todo conseguida (lo digo como un cumplido). Tenemos mucho sobre lo que reflexionar en cuanto a nuestra sociedad, nuestras relaciones, y nuestra comprensión del mundo actual.

Her es una película impresionante y completamente recomendable. Un trabajo delicado, minucioso, sensible y muy bien rematado. Ojalá viera más películas de este nivel.
Por poner un pero, no puedo con la estética indie de bigote ochentero y pantalones sobaqueros! ;)

Responder 32 0 0 0
Ver todas las críticas

Puntuaciones

18.781 valoraciones
  • Muy buena
  • Buena
  • Regular
  • Mala
  • Muy mala

Popularidad

91.894 seguidores

Compartir

Acabas de marcar como visto tu primer episodio