Vista
Pendiente
Título original: Black Swan
Fecha de estreno: Ya estrenado

Sinopsis de Cisne negro

Nina (Natalie Portman), una brillante bailarina que forma parte de una compañía de ballet de Nueva York, vive completamente absorbida por la danza. La presión de su controladora madre (Barbara Hershey), la rivalidad con su compañera Lily (Mila Kunis) y las exigencias del severo director (Vincent Cassel) se irán incrementando a medida que se acerca el día del estreno. Esta tensión provoca en Nina un agotamiento nervioso y una confusión mental que la incapacitan para distinguir entre realidad y ficción.

Reparto

Ver reparto completo

Equipo técnico

Mejores críticas

Cisne Negro es un potente y sonoro grito hacia el deseo mortal de alcanzar la inmortalidad, algo que se puede ver en toda la filmografía de Darren Aronofsky, el director.
En este caso la transcendencia se consigue con la perfección, algo que alcanza Nina, la bailarina de ballet y protagonista de la obra, pero sólo cuando descubre, en un ataque turbulento de catarsis, que el único impedimento para brillar junto al sol negro de la perfección es ella misma. Su yo es imperfecto, al igual que el resto de los mortales.
Nina se obsesiona más y más, ve en sí misma a su propio enemigo, el mal final de la obra de su vida, encarnado en una compañera de trabajo en la que Nina encuentra un parecido con ella misma, Mila Kunis.
Desolada, Nina sólo consigue hacerse más y más perfecta, obsesionándose con ser ella, y sólo ella, el Cisne Negro, algo que es tan fácil como imposible. No tiene escapatoria, no hay capacidad de elección, su propio ser o la perfección, su vida o la inmortalidad.
Mención aparte la gran fotografía de la que se hace gala en toda la película, tan oscura, seductora y cruda que hace vibrar cada sensible partícula del espectador, y es precisamente por eso lo que hace tan maravillosa a la película, te atrapa y cautiva a la vez, y el miedo y la paranoia del principio se convierten en un amor denso y caliente, pasamos de ser víctimas a ser amantes, al igual que hace Nina con la vida y la muerte.
La música juega un papel fundamental, dota las casi dos horas de película de un velo de cuento de hadas que atraviesa nuestros pobres corazoncitos, anhelantes de bucear ellos también en una historia tan poderosa.
Darren Aronofsky me cautiva con todas sus obras, adoro su forma de llevar los deseos más primarios del ser humano hasta un concepto incorruptible y de crear unos personajes que, a pesar de sus destinos trágicos, al menos durante un instante, saborean la transcendencia.

Responder 44 3 0 0

No entiendo a la gente que dice que no ha entendido el final. Aquí va mi opinión (Con Spoilers, claro).
Nina se convertido en el Cisno Negro, y al igual que el Cisne Blanco, ha sido solo cuando ha muerto cuando se ha sentido libre; libre de su madre, de la presión del ballet, libre de culpa, libre de Thomas, LIBRE DE ELLA MISMA.
Al final se convierte en lo que más odia y se autodestruye para que la cosa no va ya a más.
Es una película increíble que recomiendo ver en inglés porque sientes más el dolor de Natalie Portman. Increíble dirección, fotografía, trama, escenas, y Natalie Portman, chapó.

Responder 20 0 0 0

Y me parece increíble como hay gente que dice que una mierda de película, ¿Qué hacen aquí?¿No deberían estar diciendo que Los vengadores y similares son las mejores películas de la historia por las toneladas de efectos especiales?Y a los que le parece una película "para tías", es una película de ballet joder, ¿Qué esperabais ver? Soy chico y se lo que me metía a ver, solo hay que leer la sinopsis un poquito, os podéis ahorrar el verlo y ver mejor una hora y media de toneladas de efectos especiales como ya he dicho.

Responder 19 5 0 0

LA SIGUIENTE CRÍTICA CONTIENE SPOILER.


Aun no logro entender en que dichoso instante Cisne Negro ha caído de lleno en los avariciosos tópicos de espectador casual, que al parecer no dudan en tacharla de película 'deheladoysofáparamujer' o de buque insignia exclusivo para los amantes del ballet, a los que el hecho de conocer el argumento de "El lago de los cisnes" les da crédito a valorar la obra en toda su plenitud.


No es algo que me acostumbre a molestar, ya que para gustos colores, pero esta vez la obra de Aronofsky va mas allá de una impecable trama que afronta el evidente paralelismo con el ballet de Tchaikovsky, en esta ocasión el director de "Réquiem por un sueño" nos sumerge en un espiral de perfección y locura. Las dos de la mano, como Cisne Blanco y Cisne Negro.


Desde buen principio destaca la magnífica escenografía y puesta en escena general, que con juegos musicales y penetrantes espejos, acompañará y será capaz de agudizar-se al milímetro en una locura que como es de esperar vaya "in crescendo". Y así es.


Una estelar por unanimidad Natalie Portman dota de razón a toda aspiración de la película, capaz de encarnar a la precisa y perfeccionista bailarina blanca, a la cual la presión (en este caso mucho mas intensa la propia) le harán cruzar la delgada linea de la obsesión y la locura, narrada con excedentes visuales por Aronofsky que dotan a "Cisne Negro" de una garra y de un potencia sorprendentes, los cuales llegan a su punto máximo al final del acto tercero. Ahí, justo ahí, se encuentra la esencia de la película.


Todos expectantes de la belleza, de la blanca perfección, todos ante una sombre oscura y delirante, todos de pie aplaudiendo a la locura, todos preguntandonos si es posible emprender un camino hacia lo absoluto y lo perfecto sin acabar consumiendo nuestra voluntad, el Cisne de oscura e propia locura que hemos creado, nuestro particular Cisne Negro.


Puntuación: 8
Enric M.

Responder 15 1 0 0
Ver todas las críticas

Puntuaciones

53.747 valoraciones
  • Muy buena
  • Buena
  • Regular
  • Mala
  • Muy mala

Popularidad

212.177 seguidores

Compartir

Acabas de marcar como visto tu primer episodio