Vista
Pendiente
Título original: Barry Lyndon
Fecha de estreno: Ya estrenado

Sinopsis de Barry Lyndon

Siglo XVIII. El joven Redmond Barry, huérfano de padre, se ha enamorado de su prima, a la que también pretende el Capitán John Quin. El asunto se resuelve por medio de un duelo, del que Redmond resulta vencedor. A continuación se va a Dublín y decide alistarse en el ejército inglés, donde empieza a desarrollar sus extraordinarias habilidades para sobrevivir. Estando en Alemania, se le presenta la posibilidad de desertar, pero es capturado por el Capitán Potzdorf, un oficial prusiano que le ofrece la posibilidad de unirse a sus tropas o ser colgado por desertor. Una vez en el ejército prusiano, tiene la fortuna de salvarle la vida a Potzdorf, lo que le abre las puertas del servicio secreto prusiano.

Reparto

Ver reparto completo

Equipo técnico

Mejores críticas

"Barry Lyndon" no se me hizo aburrida ni un instante, cada secuencia era emocionante, una auténtica aventura, un deleite para los sentidos. "Barry Lyndon" no se me hizo larga, cuando quise darme cuenta, llevaba ya dos horas y media de película, me quedaba sólo media hora y necesitaba más, quería que aquella historia continuase, quería que me contasen ahora la historia del hijo, o la de otro personaje de algún recóndito lugar, no quería que aquel festín visual, narrativo y musical terminase. Y de repente, no sólo no le veía pegas, sino que me encontraba completamente seducido por "Barry Lyndon".

Desde el primer instante, con esa poderosa música y esos títulos de crédito al compás de ella, la película me enganchó. No había nada que me interesase más allá de lo que estaba viendo en pantalla, no había nada que no fuese la película que pudiese captar mi atención. Me sentía completamente atrapado, embelesado por la música, interesado por la historia y preocupado por las desventuras de Redmond Barry. Miro "Barry Lyndon" desde todos los ángulos y no consigo encontrarle esas pegas, no le veo desperfectos, al menos no existen para mí. Una obra técnica impresionante, un despliegue narrativo que ya quisieran algunas, una obra maestra de tres horas de duración.

Que técnicamente es irreprochable ya se sabe, Kubrick es experto en cuidar hasta el más mínimo detalle de la composición visual de su película, y también la musical, y es que sus asombrosos planos (esos de perspectivas frontales y simétricas que tanto me gustan) van acorde en cada momento con cada nota de la maravillosa partitura clásica que utiliza para sus películas, todo está medido de manera que conforme un bellísimo vals, una ópera visual impresionante, un concierto estético para el disfrute. Interpretaciones excepcionales, vestuario, maquillaje y ambientación de reconocimiento y una historia enorme, la historia de Barry Lyndon, contada a la perfección por un narrador anónimo que nos sitúa en el momento histórico (bien estudiado por un documentadísimo Kubrick) y nos dosifica la información.

Las tres horas terminan, y yo me quedo deseoso de más, el narrador dice sus últimas palabras y los créditos, sobre un impoluto fondo negro, ocupan la pantalla, la música sigue sonando, y las letras van pasando a su compás, siempre al compás que marca la partitura, hasta el último crédito, la última letra, al que le corresponde un redoble final. La música cesa, las letras desaparecen y la pantalla se queda en negro. No sé qué me pasa, pero me quedo exactamente igual que cuando viese años atrás "2001: Una odisea del espacio", parado, contemplando una pantalla en negro, completamente impresionado, durante un rato sin saber qué decir.

Si Frank Sinatra era LA voz, "Barry Lyndon" es EL drama de época.
Para mí, una de mis más queridas obras maestras.

Responder 22 4 0 0
Ver todas las críticas

Puntuaciones

2.848 valoraciones
  • Muy buena
  • Buena
  • Regular
  • Mala
  • Muy mala

Popularidad

21.127 seguidores

Compartir

Acabas de marcar como visto tu primer episodio