Seguir
0%
Finalizada
Pendiente
Emisión finalizada
1 temporada
Disponible a la carta
Título original: When They See Us

Sinopsis de Así nos ven

Serie documental que narra el caso de "los Cinco", en el que una corredora fue violada en el conocido Central Park de la ciudad de Nueva York. Cinco chicos de raza negra, llamados “Central Park Five”, son condenados incorrectamente por esta violación. Primero, los medios de comunicación fomentan el odio hacia estos jóvenes y, después, dos veces los tribunales condenan erróneamente a los adolescentes. Finalmente, en 2002, a Antron McCray, Kevin Richardson, Yusef Salaam, Raymond Santana y Korey Wise les quitan la condena. Después de pasar varios años en la cárcel, los cinco jóvenes demandan a la ciudad de Nueva York con la que llegan a un acuerdo.

Reparto

Ver reparto completo

Equipo técnico

Mejores críticas

Tengo que avisar que ver When They See Us no es una experiencia agradable, todo lo contario. Los dos primeros episodios aun son soportables, si bien hay que estar preparado para indignarse, enfadarse, sentirse impotente, rabioso... Pero esto no es nada que no me haya hecho sentir otras series antes, es más, va en la línea de muchas creaciones recientes que tienen un cierto factor de reivindicación social, véase Making a Murderer (la mencionaré varias veces durante la crítica porque tienen bastantes puntos en común). Making a Murderer es un muy buen documental y con razón pegó el petardazo que pegó. la veías y, a pesar que sabías que era completamente parcial, había ciertas cosas que simplemente no podían entrarte en la cabeza: ¿de verdad es tan fácil inculpar a alguien, así por que sí?
Bueno, pues When They See Us es eso a la enésima potencia, y más. Porque a quien no le reviente, así ya de primeras, que un grupo de chavales que en su mayoría no llegan a los 16 años sean interrogados, o más bien increpados, por investigadores que les gritan, les pegan, les humillan y les chantajean sin la presencia de sus padres, todo para poder colgarse la medallita de haber resuelto rápidamente un crimen que trae loca a la ciudad entera y a los medios de comunicación. Y es que en este caso no se trata solo de estar en un mal momento en un mal sitio, se trata del color de tu piel y del idioma que hablas. Todo el proceso de investigación se nos muestra en menos de un episodio, porque esos chicos ya eran culpables desde el primer momento. Simplemente hay que escuchar las palabras que les dirigen la fiscal y, sobre todo, la inspectora asignada al caso, antes de haberse producido el juicio. La cantidad de insultos racistas e improperios que exclaman altos cargos de las instituciones de justicia de los Estados Unidos ante un grupo de chicos que solo habían salido al parque a dar una vuelta, es preocupante.
El segundo episodio se centra principalmente en el juicio, que de no ser porque la serie está basada en hechos reales, cualquiera lo tacharía de inverosímil. Atendemos a lo que es una desfachatez total, como la fiscalía pretende sostener un juicio en base absolutamente ninguna prueba física, únicamente unas confesiones robadas, porque los chicos gesticulan y mueven la boca, pero quienes hablan no son ellos. Cuentan la mentira, cutre, improvisada y zarrapastrosa que los policías se han sacado de la manga. Nada encaja, pero da igual. Los chicos llevan más de diez horas detenidos, están desesperados por irse a casa. Hubiesen confesado que mataron a Kennedy incluso.
Lo sorprendente (o no) es que pierden el juicio. Los cinco acaban siendo culpables de todos los cargos, incluso cuando hasta la fiscal duda de la patraña que está contando. Pero la gente quiere alguien a quien culpar para poder quitarse de la cabeza aquel horrible crimen. La verdad no importa.
De momento solo he comentado los dos primeros episodios, porque agarraos que viene curvas. Como he dicho antes, nada de esto es algo que no hayamos visto antes en Making a Murderer. La diferencia es que, al no ser un documental, les permite darle a la historia una agilidad de la que la serie de 2015 carecía. Saben, según mi criterio, aprovechar mejor el tiempo, que es una de las principales cosas que se le podía achacar a Making a Murderer: le costaba horrores arrancar. Probablemente, porque Moira Demos, Laura Ricciardi estaban tan obsesionadas con demostrar la inocencia de Avery que no se quisieron dejar el más mínimo detalle, cada una de las pruebas, por insignificantes que fueran dentro del gran puzzle que conformaban en su totalidad. En este sentido, When They See Us juega con ventaja, pues trata un caso que ya fue resuelto, quedando los cinco protagonistas exonerados. Así, no tiene que enredarse contando cada nimiedad, porque ya todos sabemos cómo va a acabar la historia.
Lo que le da valor a When They See Us es otra cosa, que es precisamente el porqué tiene sentido esta adaptación tras el documental Los cinco de Central Park. A partir del tercer episodio, se vuelve mucho más intimista, mucho más personal. Vemos a los cinco ya crecidos, mayores, y eso nos hace darnos cuenta de la inmensa putada que ha sido pasarse la mejor parte de sus vidas en prisión. Aquí ya no esperéis enfadaros, aquí preparad pañuelos porque la serie no hace más que volverse más y más dura y más y más cruda.
Cada una de las condenas injustas no es un número, es una vida destrozada. Ese es el gran acierto de When They See Us: nos muestra cómo lo lleva cada uno. Nos muestra cómo es intentar reincorporarse a la sociedad con la sombra de ser un violador terrible detrás, cómo es ver que mientras tú no estabas el mundo ha seguido girando, cómo es volverse loco en prisión, recibiendo palizas día sí y día también por algo que tú simplemente no has hecho. Y creedme que esta serie no da tregua. Quizás eso eche para atrás a más de uno, pause la reproducción y se replantee si merece la pena seguir viendo. Porque, ya lo he avisado antes, es difícil. Pero creo que es lo justo, por respeto a cinco chavales de verdad a los que la vida, no una serie de televisión, no les dio tregua. Evidentemente, es imposible saber realmente hasta qué punto las tramas están dramatizadas, lo que está claro y todos sabemos es que no es fácil cargar con una culpa que no es tuya y que tampoco es fácil ser conocido en cada cárcel a la que vas como “ese monstruo”. Así que no me importa que me mientan, siempre y cuando no sea descaradamente. La serie es coherente y todo lo que me muestra me resulta verosímil. Me conformo con eso, si alguien quiere investigar si la realidad fue peor o mejor… Yo entiendo que para crear una narrativa tienes que darte ciertas licencias, pero cuando se hace bien salen resultados como esta magnífica When They See Us.
Así que, si tengo que justificar mi nota, el 10 que le he puesto, es porque me ha hecho sentir cosas que ninguna otra serie me había hecho sentir jamás. Ninguna otra serie me había hecho sentir tan mal. Quizás para algunos sea demasiado. Para mí, es demasiado que cosas así ocurran. Que esos negligentes, que supuestamente están al servicio de la ley y la justicia, tengan la poca decencia de tratar así a unos chavales. Que para ellos hubiera doce años de condena y que, para quienes ocultan la verdad (deliberadamente, no nos engañemos), cero. Quien diga que la justicia es ciega, miente. Porque, al parecer, no tiene reparos a la hora de ser más reticente con los negros que con los blancos.
Y ya la última reflexión, y es spoiler. Los chavales acaban exonerados porque al verdadero violador le da por confesar, al igual que en el primer caso de Avery. No porque nadie abra una investigación, no porque se dé la oportunidad de apelar y que te escuche alguien que esté dispuesto a plantearse que realmente no eres un criminal. La pregunta que surge de esto es, lógicamente, ¿cuántos más? ¿Cuántos más casos habrá como estos de los que no sabemos nada y nunca lo haremos por no tener la “suerte” de que a alguien le dé por confesar? ¿Cuántos más, condenados al olvido o sentenciados definitivamente como criminales por haberlo reconocido falsamente con tal de poder optar a la condicional?

Responder 23 1 0 0
Ver todas las críticas

Puntuaciones

262 valoraciones
  • Muy buena
  • Buena
  • Regular
  • Mala
  • Muy mala

Popularidad

1.389 seguidores

Compartir

Acabas de marcar como visto tu primer episodio