Vista
Pendiente
Ver trailer
Ver nueva ficha

Star Wars: Episodio IX - El ascenso de Skywalker

Película 2019 141 min Acción US
6.9
Título original: Star Wars: The Rise Of Skywalker
Fecha de estreno: Ya estrenado

Sinopsis de Star Wars: Episodio IX - El ascenso de Skywalker

Un año después de los eventos de "Los últimos Jedi", los restos de la Resistencia se enfrentarán una vez más a la Primera Orden, involucrando conflictos del pasado y del presente. Mientras tanto, el antiguo conflicto entre los Jedi y los Sith llegará a su clímax, lo que llevará a la saga de los Skywalker a un final definitivo. Final de la trilogía iniciada con "El despertar de la Fuerza".

Reparto

Ver reparto completo

Equipo técnico

Mejores críticas

No me acaba de convencer… No digo que sea mala malísima, pero no me parece buena. Que conste que aunque soy consciente de los fallos, tanto el episodio 7 como el 8 me gustaron, pero es que este episodio no hay por dónde cogerlo. No sé si es la película en sí o que es aquí donde se ven las consecuencias de que una trilogía tenga dos directores opuestos.

Veo que es una película hecha para intentar contentar a los fans, que no arriesga, nos mete de nuevo el episodio 6 de otra manera, más de lo mismo. Parece construida para intentar contentar a todo el mundo, y en el cine no hay nada peor que eso.

El problema principal que yo veo es el argumento, o mejor dicho la falta de argumento justificado y coherente. Los personajes van de aquí para allá como pollo sin cabeza y sin que tenga mucho sentido el siguiente paso de la aventura. Las motivaciones para hacer las cosas no están claras en casi ninguno de ellos. Decenas de secundarios no justificados, todos tienen que tener su minutito de oro, sirvan o no para algo. Como dice el refranero español: “el que mucho abarca, poco aprieta” y esta película es un claro ejemplo de ello. Parece hecha para hiperactivos: cada instante pasa algo nuevo, siempre están pasando cosas, no da esas pausas que tan necesarias son a veces. El ritmo general de la película me resulta como una sucesión de cosas inconexas sin sentido pero puestas juntas a un ritmo frenético que a mi parecer sirve para intentar maquillar las cagadas de guion tan grandes que hay.

***SPOILERS***


La trama principal es surrealista. Insisto en que el problema tal vez no sea de Abrams sino de la saga en sí. Se quedaron sin malo y no supieron qué hacer. ¿Palpatine? Lo siento pero no, me gusta él, me gustó su historia pero ya murió. No tiene sentido esa resurrección de la nada y ese supuesto imperio que quiere volver a crear con su super flota maligna sacada de la nada. Me parece una apuesta muy cobarde resucitar a un enemigo solo porque no sabes qué hacer en el futuro. Comprendo que al morir Snoke en el 8 la saga se quedaba coja sin malo, pero en fin para eso estaba Kylo, ¿no? La solución no era meter un malo nuevo porque era tarde, pero tampoco meter a uno viejo. Podrían haber puesto a Kylo como un villano real y no como ese héroe trágico-romántico-emo que no sabe apenas combatir, que no sabe lo que quiere en la vida y que solo vive (y muere) por y para Rey.

Hablando de Rey, ¿nieta de Palpatine? Pues vale, supongo, no me sorprende porque era un rumor sonado, pero no tiene ningún sentido siendo que en el 8 nos dijeron que Rey “no era nadie” o siendo que en la misma película 9 te dicen que "la sangre no es tan importante". El tema es ese, el origen de Rey, el casco de Kylo, sus visiones, el papel de Rose, Luke y la dichosa espadita láser… Todo lo que hizo Johnson en el 8 Abrams lo ha echado por tierra en el 9. Cuando en una película te dedicas a destruir todo lo que ha hecho el director anterior en vez de cosntruir el resultado son una decena de incoherencias que tenemos que pagar los espectadores. Hay varios momentos cutres en los que ves a personajes contradiciéndose a sí mismos en cosas que habían hecho o dicho en películas anteriores. Ridículo. Cuando dos directores no saben trabajar juntos es mejor que no lo hagan, porque como Abrams y Johnson se han dedicado a tirarse pullitas en cada película, lógicamente esta trilogía no avanza.

Cosas sin sentido por todos lados… Ahora resulta que Luke iba a por los Sith y tenía hasta escritos sobre el tema. Ajám…O como se justifica que Finn pudiera llevar espada láser haciendo que ahora sea receptivo a la fuerza. Ok. O como cuando por una serie de milagrosas casualidades los protas van econtrando de forma accidental exactamente lo que necesitan para seguir el viaje una y otra vez (daga, la moneda de Zorii...).

Leia aporta entre poco y nada, comprendo el problema al haber muerto Carrie Fisher, pero no sé, me ha dejado fría lo que han hecho con Leia. Ninguno de los personajes incluidos por primera vez en la trilogía me aportan nada tampoco, excepto Lando, que vale que encaja bien en la trama. La tal Jana por ejemplo no le veo el sentido. La aparición de Han Solo tampoco hay por donde cogerla, si no tiene la fuerza se supone que no puede aparecer, y me da igual que digan que es un “recuerdo” en vez de un “fantasma”. Está hecho con la misma intención. Lo de Chewbacca un despropósito, se puede ver claramente cómo está en una nave que luego explota, pero luego de repente eh, que está vivo. Y ojo para rescatarlo, ningún tipo de sentido que 4 gatos se infiltren donde toda la Primera Orden o como la llamen ahora y empiecen a liarse a tiros como si nada y sin que les pase nada.

Hablando de gente que sale y no aporta nada… ¿y los caballeros de Ren? Todo dios se echó encima a Johnson en el 8 cuando no salieron. Yo también tenía ganas de verlos, pero vamos, para que hagan lo mismo que en el 9 casi prefiero que no salgan.

Claro que hay cosas que me han gustado. Por ejemplo la amistad entre Finn, Rey y Poe Dameron está retratada de forma muy bonita. Aunque una vez más nos contradecimos si el mensaje de la saga es “juntos somos más fuertes” cuando Rey es la primera que va siempre pero siempre a su bola y pasa mogollón de sus amigos. Por cierto, sigo sin comprar el hecho de que sea taaaan extremadamente fuerte y perfecta con el escaso entrenamiento que tiene, pero vale.

Por otro lado, la química entre Rey y Kylo es algo que funciona muy bien (aunque muchas de sus idas y venidas, combates y demás no tengan sentido a veces). Me ha gustado la idea del vínculo en la fuerza, creo que era buena base para partir si hubiera habido un argumento digno y unas motivaciones coherentes para destruir al malo de turno. Por cierto, no entiendo por qué las mismas reglas no se aplican a todos los personajes. Rey y Kylo son similares en cuanto a poder y demás. Ella puede resucitarlo a él cuando está herido mortalmente sin que le pase nada pero cuando él la revive a ella muere en el proceso. Si solo pasase una de las dos cosas me parecería bien, pero yo no compro que cada vez pase una cosa en una situación similar y haciendo lo mismo. Personalmente no veo tanta diferencia entre estar muerto y herido mortalmente.

En fin, en resumen, la película no la veo mala si se analiza como espectáculo o entretenimiento, porque realmente entretiene porque sucecen cosas cada minuto. Ahora bien, como película de Star Wars se me queda coja y como final de siga ni os cuento. Está bien que salga mucha gente y tal, pero siempre he creído que menos es más. No se puede sacrificar un argumento digno a cambio de postureo y fanservice. Comprendo que era muy difícil cerrar la saga y contentar a los fans, que las expectativas eran muchas, pero sinceramente no veo un esfuerzo por hacerlo bien, solo veo interés en destruir la película anterior, con las incoherencias y contradicciones que eso genera. No todos somos fanboys o fangirls, yo quería ver algo que me gustase más o que me gustase menos, pero con sentido.

Responder 52 4 0 0

Entonces, veamos la cronología de los hechos.
Años 80: Darth Vader tira a Palpatine al vacío, y al tío que se la pela estar parapléjico o muerto se pone en plan “si un Sith te manipula desde la silla, tú te callas y lo asimilas” y empieza a mover sus hilos para un par de generaciones después. Se rumorea que en el test de Duffeed de “qué frase del cine eres”, a Palpatine le salió “Las cosas de palacio van despacio”.
-Palpatine: Mierda, yo quería la de “Solo es una herida superficial”. ¿Cómo se reinicia esto?
Bueno, decide que el mejor lugar para ocultar a un Lord Sith es… el planeta de los Sith. Venga, podría ser peor, si llega a ser Sullustano, en vez de un remake del Episodio 6 lo tendríamos del Planeta de los Simios. Total, que llega no se sabe cómo al lugar más peligroso de la Galaxia, y empieza a reclutar un ejército.
Me puedo imaginar la oferta en Milanuncios: "Se precisa pilotos de élite para la mayor armada jamás vista. Se valora si además la saben construir. Razón: segunda estrella a la derecha, según pasas las nebulosas mortales, los vientos solares y los campos de asteroides. P.D: Tráete a unos 20.000 colegas, pero que no se entere nadie, que es misión secreta”.
Y el equipo de ingenieros, que otra cosa no, pero de ego andan muy subidos desde Tony Stark, se las apaña para llegar y empieza a montar los legos. Y años después, siguiendo el meme de moda, se produce la siguiente situación:
-Nadie:
-Absolutamente nadie:
-Pero que nadie, nadie, ¿eh?:
-Palpatine: ¡Holaaa! ¿Os acordáis de mí? Que me tenéis muy abandonado, con el cariño que me teníais todos :D Os cuento, sigo vivo y desarrollando un plan secreto y malvado para hacerme con el control de la galaxia entera, por si os apetece desabaratar mis planes antes de que sea tarde.

Y bueno, Kylo Ren, que tras desayunar con su taza de Mr.Wonderful y repetirse tres veces en el espejo “tú puedes hacerlo” se siente pletórico, decide probar suerte y enfrentarse en solitario al Lord Sith más poderoso y manipulador de la historia. Su conversación se resume en:
-Kylo: soy Kylo Ren, tú mataste a mi abuelo, prepárate para morir.
-Palpatine: vaya educación tenéis lo jóvenes. ¿Y no podrías traerme antes a mi nieta?
-Kylo: … bueno, va. Pero la traigo y te mato, ¿eh?
-Palpatine: claro, claro :D


Pues eso, que se va a buscarla, y vete a saber por qué, a la chavala se ve que no le acaba de caer simpático el mozo. Y mira que más fácil no se lo pudo poner para ahorrarle medio argumento:
-Kylo: rubia, he descubierto dónde está Palpatine, y he sacrificado a la mitad de mi ejército para conseguir el holocrón que nos llevará hasta él. Casualmente tengo mi moto espacial con el depósito lleno, qué te parece si tú y yo, ya sabes…
-Rey: has intentado matarme TRES VECES. Antes me tiro dos horas de película buscando una forma de llegar por mi cuenta.
-Kylo: ya estamos con las etiquetas, te follas a dos o tres cabras y ya eres un depravado. No seas cabezona, hombre, que igual algún planeta sale herido mientras tant...
-Rey: *cogiendo el sable láser* KIAAAAAA

Pues se va la chica de búsqueda, y al final Rey y Kylo se vuelven a encontrar en… ¡sorpresa! ¡Los restos de la Estrella de la Muerte! Porque esto es Star Wars, y hay que encajarla donde sea. “-¿Qué le parece el guion, Mr. Abrams? –No sé, le falta un poco de Estrella de la Muerte. -¿Y los decorados? –Ponle una o dos Estrellas de la Muerte por el horizonte. –Disculpen, les traigo su comida. -¿Le has puesto extra de Estrella de la Muerte?”. Pues sí, hasta los mismos orígenes de la saga se va Kylo a ver si pilla cacho, y que juro solemnemente que hasta la niña que se sentaba en la fila de atrás gritó: “¿ya está aquí otra vez? ¡Qué pesao!”.

Y nada, que le rompe el mapa galáctico, a ella se ve que no le sienta bien, y empiezan a pegarse otra vez. Pero esta vez Leia, que ya se sabe que las madres tienen el don de la oportunidad con las llamadas perdidas (en mitad del polvo, mientras estás cagando, en una lucha en que te juegas tu vida…) distrae a Kylo y cae atravesado. La niña que piensa “joder, ahora sí que me he pasao. Si es que con esa cara de hijo de Snape le coges manía en seguida, a ver qué apaño ahora…” se pone en plan MacGyver, y con cuatro cosas de las que todos tenemos en casa (un par de tiritas, un poco de betadine, un poco de poder curativo de la Fuerza jamás visto anteriormente…) le arregla el estropicio. Y bueno, será cosa de la anestesia, que sin ser Jedi ni nada a Kylo se la aparece Han (Solo) y…
Venga, va, sin bromas para este momento. ¿A todos nos hizo saltar la lagrimita el momento de redención de Ben con su padre, no? Pues ale, seguimos.

Rey escoge el planeta de Luke para retomar sus sesiones matinales de taichí, y Luke Skywalker, que otra cosa no, pero que le toquen el sable no le mola nada, decide por fin manifestarse para su sesión de coaching con su alumna predilecta:
-Rey: maestro, es que Kylo dice que soy nieta de Palpatine…
-Luke: ah, ya.
-Rey: ¿lo sabías? ¿Lo sabías y nunca me lo habías contado?
-Luke: uy, yo y todos, estábamos haciendo una porra a ver cuánto tardabas en coscarte. Leia apostaba que palmabas antes de enterarte. Al final ha palmado ella primero, jajaja.
-Rey: ¿… que la maestra ha…?
-Luke: uups… bueno, que me esperan los de la Orden para echar un mus. ¿Suerte y eso, eh?

Pero si a alguien le parecía absurdo despejar así la mayor incógnita de las últimas películas, llegamos al momento sublime. Porque podrá decirse que en el Episodio IX hay personajes metidos con calzador; que han abierto tramas y recuperado actores por puro nostalfag; pero nada comparable a lo del entrañable, maltratado y siempre amigo de la DGT “robotito del cono rodante”:
-Mr. Conito Rodante: ¿ah, que queréis llegar al planeta de los Sith? Casualmente tengo aquí la Guía del Autoestopista Galáctico.
-Poe: ¿Rey, has escuchado? Nos ha costado muchas naves, la memoria de C3PO y perder a la general Organa, pero por fin hemos descubierto cómo…
-Rey: ¡hola, chicos! ¿Se me escucha? Que resulta que el conocimiento de la ruta estaba dentro de mí todo este tiempo, solo necesitaba un poco de zen. Pillo unas pipas y nos vemos allí, ¿va?
-Todos: …
-C3PO: * maldice diplomáticamente en 1000 idiomas*.

Bueno, resulta que entre tanto descubren que la nueva megaflota de Palpatine está equipada con cañones capaces de destruir mundos como… ¿había mencionado ya que no es una película de Star Wars sin referencias a la Estrella de la Muerte? En fin, que deciden que es hora de actuar, se plantan allí y, ni cortos ni perezosos, deciden lanzar su ataque “terrestre” al más puro estilo Far West: a lomos de caballos espaciales. Si pones la escena a cámara lenta, se puede ver a Clint Eastwood mascullando: “¿escafandra? Nunca necesitamos de esas en Arizona, panda de margaritos”. E inician su asalto a los Destructores, sin escudos ni nada, que los soldados de asalto ya se sabe que necesitan mira telescópica hasta para acertar con el chorrito en el váter.

Y llega la escena de Palpatine y Rey: de repente descubrimos, no solo que si un Sith asesina a otro recibe su espíritu y conocimientos (y que le vayan dando por el O-GT a todo el universo expandido de traiciones, maquinaciones y asesinatos entre Sith a lo largo de la historia; resulta que de egoísmo nada, que lo de envenenar a tu maestro en la cama formaba parte de una tradición ancestral en pro de la sabiduría), sino también la historia completa de los padres de Rey. Y claro, en las profundidades de tu silla de cine, empiezas a atar cabos y notas una perturbación en la fuerza. Como algo que se revuelve en tu estómago. “Si es su abuelo, significa que tuvo un hijo… o sea, que con su cara de uva pasa encontró una chavala con la que… agggh”.
-Palpatine: a ver si te crees que me llaman el rey del sable oscuro por nada :D
-Fynn: perdona, aquí del humor negro tiene el monopolio el nene. Y no, en serio, creo que te imaginaba con 20 clones antes que seduciendo a una mujer.
-Palpatine: tampoco me imaginabas consiguiendo poderes especiales del Senado, ¿verdad?
-Fynn: ya, pero porque les manipulaste a tod… aahhhh :D
-Palpatine: :D

Entre tanto, después de no hacerle puto caso durante toda la película, los espíritus Jedi deciden ponerse en contacto con Rey. Imagino su conversación tal que:
-Obi-Wan: Maestro, tenemos 300 llamadas perdidas de Rey. Igual deberíamos hacerle caso, por eso de que es la última Jedi y tal…
-Yoda: Demasiadas distracciones aquí en el corazón de la fuerza hay.
-Obi-Wan: ¡Si se pasa el día haciendo asustando a los geonosianos haciendo cacofonías!
-Yoda: ¿Oh, cuenta te has dado? Mira, mira, observar este vídeo de mi descendiente debes. Esto de Netflix la polla en vinagre es.
-Obi-Wan: …ya voy yo a ver qué quiere, anda.

En fin, que consiguen darle a Rey la inspiración que necesita, en el momento exacto para darle dramatismo a la cosa… y de paso salvar a Finn, que no acabando de ver “claras” sus opciones con Rey y un poco negro de que no le hagan ni caso, inicia su enésimo intento de inmolarse a lo Independence Day. Y cuando ya veía su porvenir más oscuro que Darth Vader con el casco empañado, llega el Halcón Milenario para frustrar su intento de morir como héroe y se lo lleva a lomos de su eslora.

Pongamos la situación en contexto:
*5 minutos antes de empezar la película, en la media hora de trailers: Tom Cruise regresa como nunca lo has visto en Top Gun. El mayor equipo de grabación jamás estrenado para captar al milímetro las expresiones gestuales de un vuelo a la velocidad del sonido*
*Casi un par de horas después, a cuerpo desnudo sobre una nave de velocidad supralumínica:
-Fynn: ¡me vas a comer todo lo negro, física teórica!

En fin, que Palpatine explota y todo su anfiteatro de hinchas desaparece. Por la esquina de la pantalla aparece Lockhart mascullando algo de que “te dije que la fama era una amante veleidosa”, mientras el espectador se queda flipando preguntándose si eran reales o fantasmas, clones o ilusiones, ciencia o magia, y si Palpatine sigue vivo por medio de la tecnología o va vagando de cuerpo en cuerpo cual espíritu de Voldemort en busca de la Piedra Filosofal. “Sangre de unicornio… ¿tendrá algo que ver con que necesite succionar un par de vidas para recuperar su cuerpo?”.
En esto que sales de tus ensoñaciones porque Ben, que a todo esto había sobrevivido a una caída, regresado y muerto de verdad para resucitar a Rey, resucita a su vez a tiempo para la escena de amor más trágica desde Romeo y Julieta, “¡bésame, rubia!”, “¡Bésame, hijo de Snape! … ¿hijo de Snape? ¿Hola? ¿Es cosa de mi aliento?”, y el bueno de Ben II se hace uno con la Fuerza.

Al final, Mary Sue, digo Rey, que se ha vuelto heredera de la sabiduría de todos los Jedi y Sith de la historia, entierra sus antiguos sables láser en Tatooine, se forja uno amarillo más acorde a la nueva portadora del Equilibrio de la Fuerza, abandona a los Dursley y es adoptada por los Weasl… perdón, que me lío de sagas, digoo, por los Skywalker. Y el fan va saliendo del cine, a ratos pensando en las implicaciones de este nuevo equilibrio, en los Celestiales de Mortis, a ratos confuso… y a ratos recordando el momentazo de la llegada de la flota rebelde con toda su banda sonora, y concluyendo que no ha estado mal mientras se le dibuja la sonrisa tonta en la boca. Porque, al final, a entrenernos vinimos, y entretenidos nos vamos. ¡Que la Fuerza os acompañe!

***Epílogo: años después, en los últimos instantes de vida de Fynn***
-Fynn: Rey, creo que ha llegado el momento de que te diga aquellas palabras…
-Rey: juro que jamás las olvidaré.
-Fynn: … “HOW DO YOU TURN THIS ON” para conseguir el coche Cobra en el Empires. COF COF *Muere*
**FIN**

Responder 29 4 2 0
Ver todas las críticas

Puntuaciones

2.160 valoraciones
  • Muy buena
  • Buena
  • Regular
  • Mala
  • Muy mala

Popularidad

6.233 seguidores

Compartir

Acabas de marcar como visto tu primer episodio