Crítica de Alba Gonzalo en El fotógrafo de Mauthausen

Mediocreo. La dirección de la película deja mucho que desear, no te mete en la película, no te hace sentir nada. Como ejemplo, SPOILER NO CONTINUES LEYENDO SI NO LA HAS VISTO, la escena del preso ahorcado donde hacen desfilar al resto por delante... debería de ser una escena estática, pero no lo termina siendo porque el camara no para de mover arriba y abajo la imagen para poder encuadrar la cara de los actores por su diferencia de altura. Eso es una cagada monumental, que hace que la escena pierda y que demuestra su enorme falta de preparación. Chapuceros es como los definiría.

Responder 11 0 0 0