Crítica de Andeltor . en Terminator 3: La rebelión de las máquinas

Esta película, de la que se descabalga tanto Linda Hamilton como James Furlong, y donde sólo se apunta Schwarzenegger, ya que James Cameron fue el primero que no creyó en acrecentar la serie habida cuenta de que la historia, en su opinión se había agotado con la extraordinaria segunda entrega, y ésta sólo se hacía con efectos recaudatorios, es un mal sucedáneo de las dos anteriores, y donde la historia de que el futuro está en tus manos y se puede cambiar se difumina hasta límites insospechados.

El testigo lo coge Jonathan Mostow doce años después de donde lo dejó Cameron, y hace un buen trabajo ya que se aprovecha de todos los avances tecnológicos y del extraordinario sabor de boca de sus predecesoras, pero desde luego ni es Cameron, ni Nick Stahl es el sucedáneo del John Connor del original, ni el joven adolescente encarnado por James Furlong, y ni la aparición de la siempre atractiva Claire Danes ("Homeland"), ni la provocadora Terminatrix embutida en su traje de cuero encarnada por Kristanna Loken llega a la altura del T-1000 protagonizado por Robert Patrick.

Correcta película de acción, quizás excesiva dado que el guión se queda demasiado corto comparado con los anteriores, y nos presenta un espectáculo poco halagador para la próxima entrega, pues ahora sí que no se puede quedar ahí la serie. Vamos a ver lo que nos depara el futuro, y a la saga de Terminator.

Lógicamente la nota se resiente, y de una matrícula de honor que le otorgué a la segunda entrega, ésta se queda en un Notable bajo, 7.

Responder 3 0 0 0