Crítica de Alfonso Gómez en Pulp Fiction

Hay una palabra que hoy en día es casi un tabú. No se puede pronunciar, y quienes menos la pronuncian son los críticos de cine. ¿Por qué? Porque si admites que una película es una obra maestra, es que en su género y temática afirmas que no puede ser superada. Si al año siguiente sale otra obra maestra, el valor de tu opinión cae en picado.

Afortunadamente han pasado los años, y ahora podemos contemplar el panorama con perspectiva y afirmar sin lugar a dudas que Pulp Fiction es una auténtica OBRA MAESTRA.

GUIÓN
Un guión plagado no sólo de diálogos brillantes, ricos, interesantes y profundos, sino también de una ordenación no cronológica de los hechos, que logra dar el remate final a una experiencia abrumadora que exige de los recursos intelectuales del espectador (algo que sucede con poca frecuencia).

REPARTO
John Travolta no siempre es un actor extraordinario, tiene (o tenía bien mirado) altibajos quizá por su estilo de vida. Pero hay que reconocerlo: En esta película está sensacional. Además, la química que comparte con Samuel L. Jackson hace que enseguida tomemos cariño a sus personajes, aunque ambos sean asesinos. Bruce Willis, el boxeador que no se rinde, con un toque de noble y otro de ladrón, logra una interpretación que en mi opinión, no volverá a repetirse.

Podría seguir hablando de todos los actores y no acabaría. Hay veces en que un grupo de personas se reúnen para hacer cine. Y esta es una de ellas. No pasa tan a menudo como podáis imaginar.

ARGUMENTO
Extraño, peculiar, algo que hay que buscar. Realmente lo que tienes son varios argumentos, las historias de varias personas que se cruzan, y debes rellenar los huecos para entender qué está pasando y a dónde vas. No falta el humor (humor negro en ocasiones, y nada gratuito, en todo momento ingenioso) y tampoco el drama (Vincent... necesitabas a Jules para no hacer tonterías... qué pena).

Pero el momento en que realmente entiendes el argumento de Pulp Fiction, ese momento de epifanía, se produce con la última escena de la película. Con ese último discurso de Jules todo cobra sentido, aunque no de manera inmediata. Tienes que haber prestado atenció a la película para recoger la recompensa.

BANDA SONORA
La música en Pulp Fiction no siempre está presente. Se usan de manera muy inteligente los silencios. Pero cuando hay que poner música, diablos, recordarás esa escena toda la vida. El baile en el restaurante, y el épico final de la película están grabados a fuego en nuestra memoria y ya forman parte de la cultura pop de la era contemporánea.

CONCLUSIÓN
Peliculón. Imperdible. Si no la has visto aún, lo estás haciendo mal XD.

Lo mejor: Todo. Quizá lo mejor sea la secuencia cronológica. La película no sería ni la mitad de buena si no se hubiera dejado como está, todo un acierto.

Lo peor: La secuencia cronológica puede desconcertar a más de uno con menos afición literaria (esto en novelas es relativamente frecuente, en cine, no tanto según mi experiencia).

Mi puntuación: Un 10. Estás leyendo la ficha de una Obra Maestra del cine occidental. Y no hay muchas de esas.

Responder 38 2 0 0