Crítica de Luis Asturias en The Wire: Bajo escucha

The Wire no es una serie de televisión, son 70 dosis de realidad. The Wire emociona por su sencillez en lo visual, sin efectos especiales, sin piruetas de la cámara, es una bofetada tras otra de cruda y dura realidad. The Wire es la vida misma, los personajes son complejos pero al final todos sabiéndolo o no, son presos de un sistema, una sociedad casi inamovible en la que algunos ponen todo su empeño en cambiarla y otros simplemente saben jugar. Cada personaje tiene recovecos, complejidad, evolución. Como todos y cada uno de nosotros, tienen virtudes, defectos, y una motivación. Que decir de la trama, donde todo se entremezcla, todo está conectado, hasta que el punto en el que es literalmente redonda y ninguno de los personajes es más importante que la historia. Gracias The Wire, porque por fin me he sentido respetado como espectador. Nunca te olvidaré.

Responder 20 0 0 0
GonXa
Amén.
4 0 0 0
Estoy de acuerdo contigo en todo, y quiero subrayar lo que has dicho, yo tambien me he sentido respetado como espectador y pocas lo consiguen
6 0 0 0