Crítica de quique montoya en Un ciudadano ejemplar

Lo que en mi opinión estaba siendo uno de los mejores thrillers que he visto nunca, acaba convirtiéndose, por culpa del puto inevitable final feliz holiwoodiense, en la cagada más grande que he tenido la desgracia de ver en mucho tiempo, previéndose tal consecuencia desde el momento en el que el prepotente, hipócrita y cínico y egoísta fiscal del distrito del principio de la película, se torna en el astuto, correctísimo, filántropo y paladín de la justicia del final de la misma... Me ha dado hasta rabia tener que comerme los últimos quince minutos de largometraje sabiendo que al pobre protagonista no se le iba a conceder su tan legítimo derecho de justicia.
Aun así, muy buena película.

Responder 25 0 0 0
miguel garcia
OLE
0 0 0 0