Crítica de Miguel Jiménez Alcázar en Breaking Bad

Lo primero de todo, decir que para mí, dentro de la limitada visión del mundo de las series que tengo, es la mejor serie que he visto nunca, con mucha diferencia. El 10 se lo ha ganado a pulso.

La 1ª temporada me enganchó, el cómo un hombre normal, inteligente pero resignado a una insulsa existencia, decide hacer algo por su familia al diagnosticarle cáncer. ¿Y qué hace? Lo que mejor sabe: química. La idea es cojonuda: un hombre que ayudó a fundar una de las más potentes compañías del país, cae en degracia y ejerce de profesor de química. Pero un buen día, su visión del mundo cambia por completo y decide que no se va a ir dejando a su familia arruinada.

La 2ª temporada es la expansión. Cómo WW da el paso desde una distribución local mediante los amigos yonkis de Jesse a una red mayor por medio de Tuco. También hay una pequeña evolución, desde el padre de familia que decidió hacer droga para garantizar el fututo de su familia, al hombre que no quiere irse sin decir "yo estuve aquí". Y por supuesto, la primera aparición de "ding ding" Héctor Salamanca. Grandioso.

En la 3ª y 4ª destaca sin ninguna duda (aparte del propio Walter) Gustavo Fring. Uno de los mejores villanos/malos/comoquierasllamarlo que he visto en mucho tiempo (por no decir que el mejor), interpretado por un señor actorazo. La única pega que le saco (es muy rebuscada, pero es la única que le he encontrado, y OJO, me estoy refiriendo a la VO) es que cuando habla español, se nota demasiado que no tiene ni idea del idioma, y queda un poco raro.

Es en esta etapa cuando se ve la mayor evolución de WW, cuando realmente da el paso a la "maldad" (breaking bad). Es aquí cuando me enamoré del personaje. Por una parte lo odias, es un hijo de la gran puta que hace lo que sea (realmente lo que sea, véase el final de la 4ª temporada con Brock) para conseguir lo que quiere. Ha perdido toda ética, lo único que importa es la consecución de sus objetivos. Pero al mismo tiempo le quieres, porque has visto su transformación, lo entiendes (hasta cierto punto), y te preocupas por él. Esa es la grandiosidad de esta serie.

En la 5ª, dentro de que todos los personajes son pura maravilla, me encanta Mike. A pesar de que aparece mucho antes como un jefe de matones a las órdenes de Gus, es en esta temporada cuando alcanza el punto álgido, el contraste entre el asesino despiadado y el anciano que cuida de su nieta. Y su final, inevitable, es sencillamente épico. Una de las mejores muertes televisivas que he visto nunca.

En esta temporada es cuando más odias al WW. Hace mucho que dejó atrás el querer garantizar el futuro de su familia. Ahora simplemente busca el demostrar al mundo (y a sí mismo) todo su potencial. Manipulación, extorsión, tortura, asesinato... pocas cosas se deja en el tintero. El robo del tren, la expansión a Europa, la matanza coordinada de los presos... WW muere, y Heisenberg toma su lugar. Hasta que aparece Hank. Enorme Hank. El único capaz de traer de vuelta la poca humanidad de Heisenberg, y hacerle recordar su objetivo inicial. Y el absolutamente fantástico/épico/maravilloso/ksjcbwaevu
final. Canela en rama.

Conclusión: BEST SERIE EVER. Nada sobra, y nada falta. Lo tiene todo.

Responder 35 3 0 0
Nada más que añadir.
0 0 0 0
Jorge garcia
Si este comentario tuviese un boton de compartir, lo pulsaria.
1 0 0 0
Chaval, +1.
1 0 0 0