Crítica de alex jimenez roy en Un ciudadano ejemplar

Gran película, nauseabundo final. Lejos de aprobar a nivel personal cualquier tipo de venganza violenta sea por el motivo que sea, se nos cuenta, sin determinar si es una crítica o un ensalzamiento de ello, que la democracia corrupta, antes que reconocer sus errores, se vale del terrorismo de estado y su poder para justificar cualquier cosa y continuar con su rodillo imparable antes que reconocer un error y sus daños colaterales: el que hace la ley, hace la trampa...y sí, se sale con la suya, sin remordimientos, por que siempre ganan "los buenos".
Vomitivo, así va el mundo, como un cuerpo cada vez más podrido desde la cabeza que lo dirige, hasta los pies de zombi que es el pueblo.

Responder 50 2 0 0
Bueno, yo no se si quería que ganase él...si lo hacía, que al menos sirviese para que el fiscal se diese cuenta de su error y aprendiese de él, lejos de ponerse a la altura del criminal, saltarse la ley a la torera e irse a casa con la conciencia tranquila pensando q ha hecho lo correcto, q si son los buenos el fin justifica los medios y por supuesto, q son los buenos...
2 0 0 0
si quitado el final una peliculon
1 0 0 0