Crítica de ruben horcajuelo sanchez en Atrapa a un ladrón

Qué bueno que era Alfred. Qué bien juega con nosotros, nos hace pensar una cosa, luego la otra, nos desconcierta y luego nos enseña las cartas.
Era tan bueno que maneja tan bien nuestra tensión como él maneja la cámara. Parece que te está mostrando una cosa y en realidad te muestra tres, o cuatro. Y cuando parece que la cámara está situada donde no debe, te das cuenta que está justo donde él quiere que esté, y te vuelves a dar cuenta de que hay pocos como él.
Mira que sabes que los dos protagonistas no pueden morir a mediados de la película, pues te plantea una persecución en coche por unos acantilados que te los pone de corbata. Y tú mismo te dices "coño, si no pueden morir, son los protas, y estamos a mitad del metraje"...pero nada, te mantiene en tensión, acongojado.
Y qué bien perfila los personajes sin profundizar en ellos. Están tan bien definidos sin apenas mostrarnos nada de ellos... que es para quitarse el sombrero. Te crees que Cary Grant es gentil y caballeroso y ni siquiera lo estás viendo, y asumes que Grace Kelly es una señorita remilgada, pero casi por deducción, no por imposición. Ella es la verdadera" Catwoman" y no Halle Berry, ni Anne Hathaway ni Michelle Pfeiffer.
Aparte ya va la fotografía y todo esos aspectos técnicos que ni merecen mencionarlos porque son todos de 10.
En fin, Alfred. Cuanto me alegro que hayas sido tan prolífico y que tenga tantas películas tuyas por delante.

Responder 14 0 0 0
amen, amen y amen salvo lo que has dicho de Michelle Pfeifer jaja
0 0 0 0
Le idolatras demasiado. Era bueno, pero también tiene algún bodriete por ahí.
2 2 0 0